El robledal.

Robledal

A pesar de que la Tierra de Pinares es una auténtica selva de pino albar, la vegetación de la zona incluye especies como el roble melojo. El sotobosque está formado por acebos, serbales, tejos y mostajos, principalmente.

Por la zona existen más bosques de roble albar. Sin embargo, el único de la variedad Quercus petrea de toda la Sierra de la Demanda se encuentra en Palacios. Es un bosque viejo, antiguo, con algunos ejemplares impresionantes.

Roble

Alguno de estos robles están catalogados como de más de 500 años. En realidad, esta Dehesa parece estar ligada a los monjes del cercano monasterio de Santo Domingo de Silos, quienes habrían sido sus dueños, dato sustentado en el hecho de que los ejemplares más antiguos parecen estar plantados en hileras, y en la existencia en el emplazamiento de una ermita de San Miguel, cuyas ruinas son visibles hoy día.

Robledal

La Fuente Cardosa se encuentra muy cerca de estas ruinas.

Dice la leyenda que en los lejanos tiempos de la Reconquista un mora había alumbrado un hijo en las inmediaciones de esta fuente, pero no consegúia que le bajara la leche. Al pasar una joven cristiana, le pidió ayuda, y esta, que por fortuna estaba criando a su propio hijo, amamantó al pequeño. La joven musulmana, en agradecimiento, le regaló a la cristiana unas cardas de oro, que dieron su nombre a la fuente.

Sean o no ciertas estas leyendas, lo cierto es que está documentado el uso de la madera de estos robles para la construcción de las barricas que criaban los mejores vinos de Jerez. 25 de los mejores árboles de esta dehesa sirvieron anualmente para tal fin, hasta hace tan solo unos 50 años.

Y es cierto también que darse un paseo por el robledal y contemplar la riqueza de sus colores es una experiencia del todo recomendable, sobre todo en el Otoño y en el Invierno.

Robledal

Robledal

Se accede a la Dehesa por la carretera que va de Palacios a San Leonardo de Yagüe. A unos dos km. hay un camino a la derecha que nos lleva al monte, accesible a vehículos.